iTunes

Canal disponible en iTunes Enlace a la web del autor

Publicidad

viernes, 22 de agosto de 2014

Legalización de putas y drogas

El estado se preocupa por nuestra salud. Eso está muy bien. Pero podría ocuparse de una forma mucho más eficiente.

En cuanto a drogas, soy partidario de legalizarlas TODAS. No digo que con ello se acabara con las mafias. Pues con el tabaco, que es legal, ya las hay. Pero sí que habría con la legalización una forma legal de regularlas en cuanto a niveles sanitarios. En lugar de cocainómanos que toman un diez por ciento de coca por gramo que consumen, junto a un noventa por ciento de matarratas, escayola de la pared o cualquier otro tipo de sustancias adulterantes mucho más peligrosas que la propia cocaína.

Se podría comprar cocaína en lugares controlados como farmacias o estancos, con sus niveles justos del 10, 20, 30, 40, 50 o 100% de cocaína con excipientes neutros que no perjudicarán la salud del consumidor. El estado se podría beneficiar de los impuestos indirectos de la cocaína, cannabis u otras sustancias. Y además tendrían un justo control sanitario.

¿Mafias? Siempre las ha habido y las habrá. Las hay con el tabaco, que es legal, pero al menos, la droga que se consumiera sería menos  peligrosa que las sustancias añadidas que contiene.

En cuanto a las putas, estaría muy bien que las que las que trabajan en la calle cotizaran como autónomas a la seguridad social. Y las que trabajan en puticlubs, tuvieran contratos de empleo.

La seguridad social se beneficiaría, y además, todas las putas tendrían un certificado sanitario, unos controles de sanidad y los puticlubs deberían cumplir unas normas de salubridad.

Creo que no estoy diciendo ninguna tontería.

El gobierno debería tomar nota y aplicar estas normas.
En puesto de multar al drogadicto y al pobre diablo que se tiene que ir de putas porque de otra forma no podría meterla en caliente.

Juan Montoya López.