iTunes

Canal disponible en iTunes Enlace a la web del autor

Bitcoin

sábado, 21 de junio de 2014

El tonto del pueblo

Me siento imbécil poniendo anuncios de "se busca novia".
Por un lado, por las noches es cuando más ganas tengo de estar acompañado. Bien por la mañana le doy gracias a la vida por estar soltero. Al mediodía estoy genial. Por la tarde empiezo a echar de menos la compañía. Y por las noches la cabeza se me pone llena de imágenes de bellas mujeres. Por la mañana, otra vez me alegro de no tener a nadie a los pies de la cama. Y así todos los días.
Unas veces estoy contento de no tener que rendir cuentas, de no tener que compartir mi casa y mi sueldo, de no tener obligaciones ni responsabilidades ante nadie.
Y otras veces me gustaría tener a alguien a mi lado.
Pero cuando pienso en las veces que la compañía se me ha vuelto pesadilla, pienso en el refrán de mejor sólo que mal acompañado.
Porque son los amigos y están bien para un rato.
Cuando a muchos de mis amigos y a otros muchos otros, la compañía se les ha vuelto una pesadilla, me alegro de estar soltero.
Porque muchos han tenido que dividir sus sueldos. Y lo que es peor: repartirse a sus hijos. O lo que es peor aún: renunciar (por obligación de un juez) a ellos.
Y me alegro de estar soltero.
Me alegro de no tener que compartir mi sueldo, de no tener que enemistarme con la madre de mis hijos y de no tener que renunciar a ellos.
Me alegro de no tener que traer al mundo niños desdichados que arrastren las penas y los traumas de sus padres.
Pienso en el hoy. Y cuando pienso en el mañana, cuando yo sea viejo, que como tantos y tantos viejos, independientemente de que tengan hijos o no, cuando no pueda valerme por mi mismo, el final es siempre un asilo.
Porque mucha gente, aunque tengan hijos, viven en los asilos.
Así qué hoy en día no tiene sentido tener hijos para que lo cuiden a uno, pues de todas formas acabas en el asilo o en el hospital.
Al final, al final, cuando ya no vales, tengas o no tengas hijos, hoy en día vas al asilo.
Antes quizás tenía sentido tener hijos por la egoísta razón de que nos cuidaran cuando fuéramos viejos. Pero hoy en día, lo único que puede salvar a unos viejos del asilo es tener hijos solteros, que no tengan otra dedicación en la vida, salvo la de cuidar a sus padres.
Es lo único.
Al final, o te acostumbras a tu pareja, y la odias. O no te acostumbras y te separas.
Los matrimonios no son tan sólidos hoy en día.
Las mujeres trabajan, no tienen tiempo para tener hijos. No cocinan ni están en casa.
Por un lado, tanto hombres como mujeres queremos ser independientes.
Las mujeres quieren ser madres solteras.
O exigen demasiado, o aguantan demasiado poco.
Muchas no tienen hijos cuando su cuerpo es joven y esta preparado para ello porque se están labrando un futuro y tener un hijo podría suponer un despido en el trabajo o la pérdida de una oportunidad laboral.
Luego, cuando ya están bien situadas laboralmente y se pueden permitir tener hijos económicamente, sus cuerpos ya no están tan bien preparados para concebir. Y les cuesta muchos esfuerzos quedarse embarazadas. Inseminaciones, tratamientos de fertilidad....
Es mucho jaleo ¿no?
Cuando nuestros abuelos "robaban" a la novia en la adolescencia, se casaban y se quedaban preñados con 17 años, con una mano delante y otra detrás....
Ahora lo queremos todo bien planeado.
Con nuestros ahorros y seguros de la vivienda, coche y moto. Que no fumes qué te da cáncer. Que hagas deporte y te tomes estos cereales que te harán cagar...
La gente se moría, y ni se preguntaban de qué. Pues de un dolor y ya está, pues.
Bueno.
Estoy deseando tener perricas, pa comprar comida, bebida, gasolina y echar un polvo al puticlub.
¡El tonto del pueblo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario